Sobrevivir a James Dean

04 Julio 2019 Actualidad

James Dean, es conocido como el icono de la  “desilusión adolescente”. Gran amante del automovilismo, participó en varias ocasiones en carreras deportivas. Su pasión por la velocidad era un reflejo directo de su propia vida.

 

Su trágica muerte, hizo que su figura joven y su personalidad introvertida se afianzara más en el mundo cultural. Pero, James Dean no murió en una carrera deportiva, sino en un cruce próximo a su domicilio, eso sí con el vehículo que tenía para participar en la próxima carrera deportiva, un Porsche Spyder 550.

 

En ese fatídico accidente iba acompañado por Roft Wütherich, su mecánico, instructor y amigo. Rolf sobrevivió al accidente al salir despedido del mismo, no disponía de cinturón de seguridad.

 

Sobrevivir a James Dean, no fue fácil, depresiones, adicciones y un cúmulo de circunstancias convirtieron al mecánico especialista en Porsche de reconocido renombre (como piloto de pruebas de la marca en Alemania) en una persona violenta, insegura y con problemas psiquiátricos.

 

Su vida finalizo en la carretera en 1981, al igual que su amigo y “tormento” en la vida.

 

Triste final, para un gran profesional, que siempre tuvo la “sensación” que era el culpable de la muerte de su amigo y compañero.

Últimas noticias

Todas las novedades sobre el mundo del motor.